¿A Quién Estás Discipulando?

Una iglesia Génesis crea y utiliza un plan para involucrar a cada Nazareno (de cualquier edad) en el discipulado y los ministerios a nivel local y/o distrital.

He sido misionero por dos años enteros y he viajado a diferentes países predicando y enseñando. Una de las cosas sobre las que he hablado más apasionadamente es del discipulado.

Pero tenía un problema. No estaba discipulando intencionalmente a nadie.

Dios me corrigió en ese aspecto y fue incómodo. “Hablas mucho sobre el discipulado –sentí que me habló- ¿A quién estás discipulando?”

-“Mmm… a mi familia” – me defendí-.

-“Es válido y bueno. Pero, ¿a quién más?” –insistió amorosamente-.

No tenía una buena excusa. No estaba haciendo lo que predicaba.

 

Y no soy el único.

 

Generalmente termino mis sermones de discipulado de la misma forma: invitando a los presentes a tomar la iniciativa y discipular a una persona por una hora semanalmente durante un año.

 

Nadie levanta la mano.

 

Aquellas mismas personas que estuvieron diciendo literalmente: “amén” una y otra vez durante mi sermón cuando enfatizaba la necesidad de hacer discípulos a semejanza de Cristo en las naciones.

 

Hago el llamado otra vez.

Nadie pasa al frente.

¿Por qué sucede esto?

 

Creo que mucha gente no se siente preparada para discipular a otros. Algunos piensan que tienen que conseguir un título o tomar un seminario, de lo contrario confundirán teológicamente a la otra persona. Otros consideran que el discipulado es trabajo del pastor. Los demás están demasiado ocupados para hacerlo.

La tercera característica de una iglesia Génesis es que crea y utiliza un plan para involucrar a cada Nazareno (de cualquier edad) en el discipulado y los ministerios a nivel local y/o distrital.

¡Esa es una lista de cosas radicales a realizar! Vamos a explicarlas a continuación:

  •  “Crea y utiliza un plan” – Muchas iglesias están esperanzadas en que el discipulado suceda en su congregación. Pero ¿cuántos desarrollan e implementan un plan de vida y de aprendizaje a largo plazo para que todos, desde aquel que visita la iglesia por primera vez hasta aquella mujer de 80 años que ha sido cristiana toda su vida, crezca en Cristo de manera intencionada?
  • “Involucrar a cada Nazareno” (de cualquier edad) -  ¿Está relegado el discipulado a los ministerios de Escuela Dominical? ¿Tu iglesia piensa principalmente en los adultos cuando se planea alguna actividad de crecimiento espiritual o compra sus materiales? ¿Los que apoyan en el ministerio infantil buscan constantemente cómo ayudar a los niños a madurar en Cristo? O son solamente niñeros espirituales…
  • “En el discipulado y los ministerios a nivel local y/o distrital” - ¿Todos los asistentes de tu iglesia están involucrados en alguna forma de ministerio? No todos serán capaces de enseñar, tocar algún instrumento o cantar.  ¿Hay oportunidades para los artistas y contadores, los abogados y camarógrafos, para los buenos cocineros, de ministrar dentro y fuera de las paredes del templo? ¿Cada nuevo seguidor de Cristo es impulsado inmediatamente hacia alguna forma de servicio? – aunque sea acomodando sillas o limpiando los pisos -. No hay que olvidar que los niños y los adolescentes también pueden colaborar mucho. ¿No es mejor ministrar con los niños, que sólo ministrar a los niños?

Después de que Dios me corrigió por no ser discipulador, me arrepentí, le pedí que me ayudara a levantarme y entrenar un ejército de líderes llenos del Espíritu.  Aunque nos hemos mudado muchas veces desde entonces, en cada lugar he discipulado semanalmente de 1 a 3 personas que ahora están sirviendo en el ministerio.

 

¿Darás un paso al frente y harás lo mismo?

 

Una iglesia Génesis crea y utiliza un plan para involucrar a cada Nazareno (de cualquier edad) en el discipulado y los ministerios a nivel local y/o distrital.

 

- Scott Armstrong, misionero en la Iglesia del Nazareno